¿Cuánto le cuesta realmente a tu empresa la detención de la maquinaria?

julio 2021 News
Dallan Manutenzione Preventiva

Hablemos de la fiabilidad de las instalaciones de producción: a menudo estamos demasiado ocupados o atareados supervisando pedidos y urgencias y nos olvidamos de que las instalaciones son fundamentales para nuestra productividad.

Es evidente: ¡las máquinas se paran mientras las estamos utilizando o justo cuando nos hacen falta!

Son muchos los clientes nuestros cuyas instalaciones llevan funcionando más de veinte o treinta años, y todos sabemos que las piezas de una instalación que trabaja a pleno régimen acaban desgastándose.

En las instalaciones más “viejas”, a ello se le añade el hecho de que muchos componentes eléctricos y electrónicos ya no están disponibles y en caso de avería son difíciles, cuando no imposibles, de encontrar.

En nuestra empresa, gracias a la atención obsesiva que ponemos en la calidad de las piezas y el esmero en el montaje, hemos empezado a ofrecer una garantía que cubre hasta 10 años para algunas piezas clave, como los cabezales de perfilado. El hecho es que hasta una instalación fabricada perfectamente requiere mantenimiento, el cual puede llevarse a cabo de dos maneras.

El primero es el más común y también el más ineficiente: limitarse a reparar la avería cuando se presenta.

Pero ¿somos conscientes de lo que cuesta tener la máquina parada en este caso?

Claro que sí: sabemos lo que cuesta el técnico que hace la inspección, que habrá que llamar para una intervención urgente, como también es posible que haga falta comprar repuestos, que hay que pedir y hacer que lleguen.

Y lo que es más, es posible que –como en el caso de piezas electrónicas de viejas máquinas– el componente averiado ya no se venda y, en este caso, el fabricante necesitará tiempo para encontrar uno compatible para sustituirlo.

repair time

Mira el gráfico de arriba: desde el momento en que se produce la avería, la instalación empieza a reducir su productividad hasta llegar, en el caso de la figura, a su detención. El tiempo de inactividad de la máquina depende de muchos factores: tipo de problema, disponibilidad de los repuestos, capacidad de los técnicos. En los casos más difíciles, puede durar días o semanas.

Pues bien, ¿cuánto te cuesta tener parada la máquina por la pérdida de productividad?

Y no solo eso: cuando por fin la instalación se vuelve a poner en marcha, el nivel de producción normal se alcanza solo gradualmente. Generalmente no por la instalación en sí, sino por lo que ha ocurrido en torno a la instalación: pedidos que se acumulan, clientes insatisfechos que llaman, plan de producción saturado y apurado, y la tensión entre los talleres de producción.

Si a esto le añadimos las horas que pierden los operadores, los jefes de taller, el gerente y los comerciales para gestionar a los clientes, se estima que una sola semana de ausencia de producción puede llegar a costar de siete a diez veces el gasto de la reparación en sí.

(Coste de la inactividad de la máquina para la empresa)     = (Valor de la producción perdida) + (horas empleadas por el propio personal en la reparación y la gestión) = (eficiencia general de los equipos x productividad x valor de venta) + (horas empleadas por el propio personal en la reparación y la gestión)

Si el mantenimiento de las instalaciones no se lleva a cabo de forma regular, este es el resultado: intervenciones costosas, frustración y enfados. ¡Eso sin contar el descontento de los clientes, que como sabemos puede llegar a costarnos mucho más!

El segundo modo de gestionar el mantenimiento es mucho más interesante: nos referimos a los planes de mantenimiento preventivo (PMP)

El mantenimiento preventivo consiste en organizar visitas de inspección de la instalación, planeadas para los periodos de menor productividad o cuando la línea no tiene que trabajar. Al tratarse de chequeos de instalaciones en funcionamiento, estas visitas suelen ser rápidas y eficaces.

El técnico de inspección puede analizar la instalación desde el punto de vista mecánico, eléctrico, electrónico y de la seguridad, y comprobar si hay anomalías o componentes que vale la pena sustituir: esta fase se llama assessment (es decir, la evaluación del estado de la instalación).

Terminada la evaluación y habiendo efectuado las intervenciones más inmediatas, se elabora un plan de trabajo que suele incluir la oferta de recambios originales que es recomendable tener en casa (un ejemplo clásico son los husillos de bolas, de los que es preferible disponer directamente para así poder ir sustituyéndolos, si fuera necesario, sin tener que esperar a que llegue el recambio).

Según el tipo y el número de instalaciones, el plan de trabajo incluirá chequeos mensuales a cargo del personal propio de vuestra empresa, y visitas a intervalos regulares (por lo general, entre 1 y 2 años).

Durante estas visitas, además de las verificaciones y ajustes efectuados en la máquina, se instalan algunos de los recambios ya presentes en el almacén y se prepara una nueva lista de repuestos recomendados, para así poder permanecer completamente operativos en todo momento.

¿Cuáles son las ventajas de este método de mantenimiento?

Está claro: se trabaja de forma preventiva, evitando las fases de inactividad total de la máquina. ¡Las posibles averías se detectan con antelación, ya en la fase de disminución de las prestaciones! Además, es posible obtener y adaptar, también con antelación, las piezas en fase de obsolescencia.

Por otro lado, se puede planear la intervención en periodos específicos, ¡sin tener que modificar para nada el plan de producción!

Una buena labor de mantenimiento preventivo es una garantía contra las paradas inesperadas de la máquina y es exactamente lo que ofrecemos con nuestros programas personalizados de mantenimiento preventivo Dallan PMP.

Este servicio es personalizado y está hecho a medida del tipo y número de tus instalaciones Dallan: es lógico que empresas diferentes, con cinco, diez o más de quince instalaciones, necesiten tiempos de ejecución, técnicos y piezas diversas.

Trabajando de esta forma, podréis contar siempre con tus instalaciones para la producción de perfiles de una calidad total, que harán que tu empresa destaque literalmente durante décadas.

¡Contacta con nuestros especialistas escribiendo a [email protected] para conocer todos los paquetes de nuestro servicio de mantenimiento y reparación!

 

Andrea Dallan avatar
Andrea Dallan
CEO – Dallan Spa

Share This

This website uses cookies to improve user experience. By clicking the enable button you get the best experience on the website with full contents, consenting to all cookies in accordance with our  Cookie policy.